29 de agosto de 2017

Tener un smartphone cerca reduce la capacidad intelectual


La capacidad cognitiva se reduce significativamente cuando un teléfono inteligente está cerca, incluso si está apagado, según un nuevo estudio de la McCombs School of Business de la 
Universidad de Texas en Austin.
Estudios anteriores han demostrado que los teléfonos inteligentes pueden ser adictivos y, según las estadísticas, la gente revisa sus dispositivos 85 veces al día, en promedio. Noventa y uno por ciento dice que nunca sale de su casa sin su teléfono y 46% afirma que no puede vivir sin él.
La investigación "Brain Drain: La sola presencia de un smartphone reduce la capacidad cognitiva" aborda este problema con el objetivo de descubrir cómo nuestra dependencia de los dispositivos afecta nuestro desempeño en otras labores.
"Los resultados de dos experimentos indican que incluso cuando las personas tienen éxito en mantener la atención —por ejemplo, al evitar la tentación de revisar sus teléfonos— la mera presencia de estos dispositivos reduce la capacidad cognitiva disponible. Por otra parte, estos costos cognitivos son más altos para las personas con mayor dependencia de los teléfonos inteligentes ", afirma el estudio.
Los investigadores llevaron a cabo dos pruebas con 800 usuarios de teléfonos inteligentes. En un experimento, pidieron a los participantes que resolvieran problemas que requerían de su capacidad cognitiva completa. Se pidió a los participantes que pusieran sus teléfonos inteligentes (en modo silencioso) en el escritorio boca abajo, en su bolsillo, en una bolsa, o en otra habitación.
Las personas que colocaron sus dispositivos en otra habitación obtuvieron mejores resultados que los que pusieron sus teléfonos en el escritorio, y también superaron —aunque por un margen menor— a quienes pusieron sus teléfonos en un bolsillo o una bolsa.
"Vemos una tendencia que sugiere que a medida que el teléfono inteligente está más a la mano, la capacidad cognitiva disponible de los participantes disminuye. No están pensando conscientemente en su teléfono, pero el proceso de no pensar en algo utiliza una parte de sus recursos cognitivos", señaló el profesor Adrian Ward, uno de los autores del estudio.

4 de agosto de 2017

iNaturalist: la app para reconocer las especies silvestres que vemos con la cámara


Mucha gente disfruta en sus paseos de tomar imágenes del mundo animal y vegetal. Sería muy interesante y útil que compartieran sus hallazgos y comentarios en internet.


Con esta idea en mente, Ken-ichi Ueda, un biólogo y desarrollador web japonés afincado en California (Estados Unidos), decidió fundar en 2007 una plataforma digital para los amantes del mundo natural, junto a Nate Agrin y Jessica Klineun, un par de compañeros de la Universidad de Berkeley.

Cuatro años más tarde, en 2011, Ken-ichi comenzó a colaborar con el biólogo estadunidense Scott Loarie y juntos le dieron nombre, iNaturalist, y trabajaron en su expansión.

"Es una red social global para aquellos a los que les gusta compartir imágenes y datos sobre la naturaleza".

"Nuestra misión es usar la tecnología para conectar la gente a la naturaleza al mismo tiempo que generan datos para la ciencia".

En sus casi 10 años de vida, iNaturalist ha crecido mucho: ya cuenta con 24.000 usuarios activos cada mes, 127.000 observadores y ha sido mencionada en más de 30 publicaciones científicas.

Gracias al desarrollo de la inteligencia artificial, sus inventores han logrado convertirlo en una suerte de "Shazam (app para reconocer canciones) de los animales", una aplicación que permite reconocer e identificar las especies con las que te cruzas en el camino.

iNaturalist cuenta con una página web, una aplicación para Android y otra para iPhone.

Esta última ofrece sugerencias visuales automatizadas desde junio de este año y el equipo trabaja ahora en desarrollar esas capacidades en todas sus plataformas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...